Escalada:

Dispone de una delas mejores zonas de escalada de La Rioja.

En Clavijo encontramos una escuela muy bien equipada con Parabolt de 10 mm y que ofrece muy variadas posibilidades en cuanto a grados y longitudes. A sólo media hora de Logroño se encuentra la que para muchos es la mejor escuela de escalada de La Rioja.

Altitud: 874 msnm.

Ubicación geográfica: 42°21’2.45″N y 2°25’38.16″O.

Distancias a las capitales próximas: Logroño a 19,7 km; Vitoria a 113 km; Burgos 163 km; Soria 110 km y Pamplona a 99,3 km.

Tipo de roca: Conglomerado calizo.

Número de vías: unas 125 vías de grado muy variado.

Sectores: Según las guías consultadas en Clavijo encontramos 12, 14 ó 17 sectores (Ver sector 17).

 Entre lo más asequible podemos recomendar los sectores 1 (IV, V y VI), 4 (con V+ y 6s), alguna zona del sector 8, el 12 (con un 4c, un 5c y un 6b) o el 11 (con IVs, Vs e incluso un 3, no especialmente fácil, para novatos). En el resto de sectores encontramos zonas duras, largos, especialmente peleón es el sector 7 con un par de 8s.

Altura: entre los 10 y los 70 metros (Ascensión fatal).

Rango de dificultad: desde los 3 grados (para principiantes) a 8a+ (según la escala francesa). Debemos advertir que la graduación de Clavijo es exigente, al igual que pasa en otras como Arnedillo, principalmente debido a la dureza que le otorga una roca bastante lavada.

Época recomendada: muy frío en invierno por su orientación norte, la piedra está fría y húmeda. Perfecta escuela para primavera y verano, dónde disfrutaremos de sombra hasta el mediodía.

Cómo llegar: Saliendo desde Logroño debemos llegar a Alberite (sea por Lardero o por Villamediana). Tomamos desde este municipio carretera a Clavijo y aparcamos en la entrada del pueblo (bien aparcado por favor, aseguraros de no molestar). La escuela se encuentra en las paredes bajo el castillo que preside el pueblo. Para ello seguiremos la primera calle asfaltada que encontramos a la derecha según entramos al pueblo y recorremos la falda norte del Castillo en busca de la vía deseada.

En autobús metropolitano tomaréis la línea MA4 (ver líneas). El billete cuesta 1,20 en billete ocasional (ver otros precios) y os dejará en la Plaza del pueblo, muy próximos a la zona de escalada.

 

Senderismo:

 Dado el enclave del municipio y la magnífica altitud que se encuentra se presentan rutas espectaculares para unos largos paseos por el monte, conexionando a pie diferentes pueblos de los dos valles. Las rutas por los senderos de monte te harán gozar de excursiones impresionantes dando vistas a los diferentes ríos Leza e Iregua.

 

Rutas BTT:

Todos los aficionados a la bicicleta de montaña conocen las dificultades de tracción que presentan los suelos húmedos. Ante tal situación, resulta complicado afrontar grandes subidas y escaladas donde se patina con gran facilidad.

Esta ruta muestra un itinerario en fuerte subida que puede realizarse con el piso húmedo o incluso lloviendo y sin embargo no encontrar problemas de tracción y agarre. El recorrido parte de Logroño para ir ascendiendo ininterrumpidamente hasta el pueblo de Clavijo. La característica fundamental del trayecto reside en que todo el recorrido discurre por crestas, evitando de esta manera las cuencas y pequeños valles donde se acumula el agua y por tanto la humedad que dificultan el agarre.

Partiremos de la estación de servicio de Las Gaunas en dirección a la carretera de Zaragoza y a unos 100 metros giramos a la derecha para tomar el camino viejo de Alberite. Una bonita pista recientemente asfaltada que nos lleva dirección Sur entre huertas y casas de campo hasta una vaquería situada a 2 km. De la salida. En ese punto tomamos la pista de la izquierda y dejamos el asfalto para en unos 500 metros cruzar por encima de la autopista.

Sin perder dirección Sur pasaremos por una serie de desvíos que desechamos hasta llegar al puente sobre el Iregua en Alberite. Aprovechando la carretera de acceso entramos al pueblo y tomamos el desvío hacia Clavijo, a escasos metros del cruce podemos parar a refrescarnos en la vieja fuente, del año 1927, de donde mana una fresquísima agua. Sin dejar el asfalto continuamos nuestro ascenso por las laderas del monte de las bodegas hasta llegar a otro cruce hacia Clavijo que tomaremos.

 

Novecientos metros después y nada más pasar un chalet decorado con unas ruedas de carro, tomamos una pista a la derecha y abandonamos el asfalto. El camino es agradable y amplio, con una inclinación constante y de fácil pedaleo con desarrollos blandos. A 700 metros del cruce llegamos a un desvío que tomaremos hacia la derecha, hacia una diminuta chopera que nos muestra someramente quienes eran los auténticos pobladores de los pequeños valles que rotulaban la meseta que desciende de Clavijo. Cuando llegamos a un olivar centenario nos desviamos a la izquierda, por una pista de mejor piso, para casi inmediatamente después, tomar otro desvío a la derecha que nos coloca en las primeras rampas antes de llegar a La Unión.

 

Después de 1,2 km. De subida nos desviamos a la izquierda buscando la carretera, justo antes de entrar en La Unión. Una vez dentro del pueblo y a pocos metros, en la primera curva cerrada nos salimos del asfalto y dejando un abrevadero a nuestra derecha ascendemos por las calles de La Unión. A unos 150 metros nos desviamos hacia la iglesia y 50 metros más tarde nos dirigimos hacia una casa característica de piedra al otro lado de la carretera.

 

Cruzamos el asfalto y dejando la casa a nuestra izquierda tomamos la pista que en 2,5 km. De duro ascenso y recorriendo las zonas bajas de la peña del Castillo nos dejará en el pueblo de Clavijo. Un bonito recorrido tan sólo empañado por el final ya que los últimos metros de ascenso, justo antes de coronar, discurren junto al vertedero incontrolado del pueblo (dicho vertedero ya ha sido eliminado). El descenso ofrece múltiples posibilidades sin embargo, si como hemos comentado antes, el suelo está húmedo.

Es una de las zonas más exquisitas para realizar este deporte, además de poder guardar dentro de las estancias las bicicletas.